Cirugías

EVO ICL para miopía, hipermetropía y astigmatismo

¿Qué son los lentes EVO Visian ICL?

Los lentes EVO VISIAN ICL son lentes biocompatibles que se utilizan en el ojo para corregir la miopía y la miopía con astigmatismo.

El lente ayuda a nuestro ojo para dirigir los rayos de luz con eficacia sobre la retina, proporcionando una visión de lejos nítida y clara. El lente EVO VISIAN ICL puede corregir permanentemente la visión sin que se remueve tejido corneal y, para su mayor tranquilidad, un médico puede extraerla, si se desea.

¿En qué casos el oftalmólogo recomienda el implante de una lente ICL?

Esta técnica es óptima para pacientes, principalmente jóvenes, con miopías o hipermetropías altas, visiones límites o córneas finas que no pueden ser tratados mediante la técnica LASIK habitual. Las ICL permiten corregir hasta 18 dioptrías de miopía y 10 de hipermetropía. En el caso de existir astigmatismo, se puede implantar una ICL tórica para su corrección. Por encima de este rango, o en presencia de defectos residuales, se puede realizar una cirugía complementaria, tras los 3 ó 4 meses, con láser Excimer y LASIK. Esta técnica no corrige la vista cansada.

¿Cuáles son sus principales beneficios?

La cirugía es muy rápida. La ICL es potencialmente reversible, a diferencia del tratamiento con láser: en caso de complicaciones la lente se puede extraer sin dañar ningún tejido ocular permitiendo. 

El ICL es flexible e invisible: una vez implantado ni el paciente ni su entorno la ven o la sienten, es completamente invisible.La ICL protege de los rayos UVA en un entorno climatológico normal. Lo normal es que al cabo de 1-2 días el paciente experimente una recuperación visual normal siendo excelentes los resultados.